Home

En el mundo empresarial ya hace tiempo que los modelos empresariales cerrados y sordos a opiniones de clientes, las grandes y sólidas vacas sagradas institucionales eran veneradas por sus posiciones rígidas y absolutas, que parecían inalcanzables, ahora son cuestionados y reevaluados. Los últimos años han demostrado que descentralizar la información y hacerla común es sustancialmente más rentable y flexible en cuanto al crecimiento y desempeño de una organización.

La participación activa y directa en espacios online no sólo ha incrementado la oferta, también ha hecho que muchos reevalúen, mejoren y/o adapten sus modelos de negocios usando como medida el comportamiento de los usuarios y no solo las ideas de la administración o las del gurú de tecnología de turno.
Repetir o explicar modelos empresariales piramidales o circulares, no es parte de este texto, pero si ayudar a las empresas en darle sentido y darles ideas a las empresas para el proceso de entrada de la web social en sus organizaciones.
Sorprende ver como aún hoy, cientos (por no decir miles) de empresas aun no tienen portal Web, y no digo por portal Web disponer de una dirección www con algún texto publicado, tristemente el mismo que está en los brochures corporativos y las trilladas columnas de contenido, quienes somos, que hacemos, productos y/o servicios y el formulario de contactos que nadie contesta.
Hablo de un portal Web transaccional, con un equipo de trabajo real, un sistema de comunicación ágil y directo, contenidos continuamente actualizados, boletines electrónicos, portales web en los que se demuestra la disposición para escuchar a los navegantes, comentarios, foros, chats, fáciles, útiles y con alguien tras ellos.

Espacios en donde se ofrece información adicional de la esperada, en donde si el navegante mira chaquetas, también encuentra camisas, pantalones y zapatos que combinan con esa camisa, o que otros usuarios han valorado, comentado o visitado después de mirar esa camisa, eso se logra porque un equipo de trabajo ha revisado las estadísticas del sitio (recomiendo google analytics) y ha determinado que artículos han sido más visitados, cuando, de donde, cuales tienen menos visitas, que perfiles de usuario, que permanencia han tenido, y otras 50 variables diferentes que permiten continuamente ajustar el portal a lograr factores de conversión entre las visitas a su sitio y el dinero que entra a sus bolsillos.

Un sitio corporativo integrado con un trabajo basado en redes sociales, en donde abiertamente se hacen promociones en sitios como Facebook.com y Twitter.com con una capacidad de respuesta casi inmediata, no espere a que lo visiten ¡Haga que su cliente se entere en dónde se encuentra!, Casos como el de Dell que a través de Twitter ha ganado más de dos millones de U$ en ventas gracias a cupones de descuento, nos hacen repensar en lo qué estamos haciendo en nuestras empresas.

Un Facebook, donde la filosofía “Fan” de su pages o páginas, o agregarse a sus Grupos, crea fidelización a sus productos, sus marcas, los eventos que realiza, o las recomendaciones que hace. Donde un nuevo producto o servicio es mostrado de forma inmediata y lo ven no solo sus contactos, sino en el momento en que estos le hacen comentarios o simplemente dan clic en “me gusta” los contactos de ellos lo ven también.

Ideas y textos como estos hay cientos en Internet, basta con que abra un motor de búsqueda e intentar con palabras como “uso empresarial Facebook” o los artículos que explican como Twitter podría ayudar en la promoción de su empresa.
El 76% de las personas no le cree ni a las empresas, ni a los anuncios publicitarios, le creen a las demás personas como ellos, a los usuarios comunes que comparten su experiencia (buena o mala) con sus amigos, familiares y demás. Por esto, la participación de compañías en comunidades virtuales y redes sociales es cada vez más importante para las mismas.

Es imposible controlar a los consumidores, más sí es posible influirlos a través de publicidades que los haga sentir, que evoque a sus sentidos, experiencias, ya no se trata de ser una compañía sino de ser un grupo de personas como los consumidores.

No se quede usted entre las empresas en que ven solo el ocio detrás de estas aplicaciones, conviértase en aquellas que aprovechan y valorizan el tiempo que los navegantes invierten en redes para que en ese tiempo este su empresa. El problema no es la web, el problema es lo se haga con lo que allí hay. Usted decide si quiere hacerlo ya o esperar a que su competencia lo haga y ser la sombra de quienes empujan el mercado.

Este articulo, fue escrito y publicado para la Edición N0. 4 de la Revista digital del portal ColombiaDigital.net

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s